lunes, 30 de abril de 2012

Que pasara con Klaus?

Es lo que todos queremos saber.. Acá un pequeño adelanto 

El híbrido de TVD tendrá un “momento heroico” en el episodio del jueves, pero en un clásico movimiento de Klaus, este hereocismo será seguido por ”algo tan horrible, que diremos como como, ‘Hombre, ¿pero a tí qué te pasa?’”, Bromea la productora Julie Plec. ”Klaus no será nunca un héroe, pero eso no quiere decir que no vaya a hacer cosas heroicas”.

¿Cuál es el próximo movimiento de Klaus, ahora que su madre ha creado correctamente al cazador de vampiros final? “Esta es una segunda llamada de armas a Klaus, quien puede haber estado distraído por las rubias bonitas y las pinturas y los caballos”, dice Plec. ”Este es el recordatorio de que este hombre habla en serio, y él no va a bajar la guardia otra vez. Es un buen reinicio del villano.” ¿Héroe y villano, todo ello envuelto en un híbrido inglés y endiabladamente guapo? ¡Sólo en TVD!

jueves, 26 de abril de 2012

TVD invade twitter xD

así mismo es, varios TT globales se presentaron hoy.. Algunos fueron Damon In Elena's Heart, Stefan In Elena's Pants, Stelena Dance Tonight y Stelena Owns Twitter

Todos esperamos con muchas ansias saber que pasara con este trió yo por mi parte espero mucho mas Delena y ustedes?? (se come las uñas en espera)


Ian nos habla del futuro de Damon y Elena



Traducción: 

Ian:  Si Elena elige a Damon va a estar muy contento, va a estar dando vueltas por todo Mystic Falls como el correcaminos, ya sabes, fiuuuuu fiuuuu, con el humo por detrás y eso…


Si no, va a tomarle un par de días, unas copas, unas chicas… pero volverá tarde o temprano. Aunque sería doloroso, ya sabes, cada vez que viera a Stefan y ella unidos, tomados de la mano, cenando juntos, estaría siempre ahí haciendo daño.


Espero que Damon deje a Elena por su propio bien. Cuando estás enamorado de una persona durante más de 150 años y de una forma accidental conoces a otra que no sólo se parece físicamente sino que es la misma en personalidad y otros aspectos es como raro, además, si tienes 170 años no deberías andar saliendo con una niña de 18. Tiene un desequilibrio generacional, quiero decir, es como ilegal, ¿no?


Elena tiene no tiene prisa en ver qué decide, quiero decir, al principio de la temporada ella no tenía ni 18, no podía votar.

Creo que llorare mucho en estos capítulos s:

Fuente: http://tvdspain.wordpress.com/2012/04/26/ian-nos-habla-del-futuro-de-damon-y-elena/

Don not go gentle (S3P20)

La mismísima xD Julie Plec contándonos que nos traerá el próximo cap. :D

viernes, 13 de abril de 2012

Julie Plec nos habla de Damon, Elena y el motel


Damon y Elena compartirán en el próximo episodio una escena en un motel acompañada por una gran banda sonora.

”Puedo adelantar que será uno de los cinco momentos musicales de todos los tiempos, de toda la serie, si no de todo el mundo y el universo. Es una canción de Florence & The Machine que es simplemente sensacional”

Y sobre lo que pasará en esa habitación de hotel mientras suena esa canción…

“Ya sabes, hay un motel, hay bourbon. Hay un pequeño desnudo sin camisa y un épico, epico momento con canción”

Muerooo *o* 

jueves, 12 de abril de 2012

Sinopsis oficial "Before sunset" Cap 21

UN DÍA SIN UN VAMPIRO — Klaus tiene intenciones de abandonar el pueblo con Elena, pero encuentra resistencia de un sorprendente enemigo. Bonnie llama a Abby para que la ayude con un hechizo difícil. Como la espiral de eventos está fuera de control, Elena está decidida en proteger a Caroline, Damon y Stefan, por lo que consigue la ayuda de Tyler, mientras que Bonnie y Jeremy se ponen en un terrible riesgo para asegurarse de que el hechizo es efectivo. Damon y Stefan tienen, sorprendentemente, una franca conversación sobre el futuro. 
El episodio fue dirigido por Chris Grismer y escrito por Charlie Charbonneau y Daphne Miles (guión de Caroline Dries).

Esto cada vez se pone mejor *-*

martes, 10 de abril de 2012

Que nos tienen preparado para el futuro de Tyler?

Nuestro híbrido favorito de todos finalmente regresa en el episodio 19,en el que según palabras de la productora Julie Plec, se desatará un “triángulo de celos” entre Tyler, Caroline y Klaus. Pero lo más importante, los fans pueden estar tranquilos y sacar a Tyler de la quiniela de muertes de TVD, porque sabemos que Tyler va a terminar esta temporada con vida y quedan grandes cosas por ocurrir para el en la cuarta temporada.

Así que chicas ya no lloren mas que ahora es que se nos viene de este niño.. 

Conoceremos a los Padres de Elena

Para el final de la temporada 3 de Vampire Diaries, los guionistas reservan una importante sorpresa a los seguidores de la serie. Nos encontraremos finalmente con los padres de Elena (interpretados por James MacDonald y Erin Beute), fallecidos antes del inicio de la serie. Harán su aparición en el último episodio de esta temporada. 'Para el final, queríamos explorar la vida de Elena cuando ella era más simple. Cuando tenía padres y no conocía ningún vampiro', explica la productora de Vampire Diaries, Julie Plec.

Veremos numerosas escenas de familia con su tía Jenna y evidentemente el accidente de coche que les costó la vida a los padres de Elena. 'Elena estuvo a punto de morir pero Stefan la salvó', recuerda Plec. 'Es el género de situación que nunca espero tener que vivir realmente', cuenta Nina Dobrev. La actriz de Vampire Diaries le hizo su bautismo de buceo en Bora Bora antes de rodar estas escenas bajo el agua en Atlanta. 'Era fuerte y un poco horroroso. Tengo la costumbre de sumergirme con una botella de oxígeno a la espalda, pero sin eso es completamente diferente. Estuvimos bajo el agua dos días seguidos, ocho horas al día. Al final me sentía agotada y dormí como un bebé'.


sábado, 7 de abril de 2012

Una escena intima que resulto ser observada (Fanfic)

Autor: ela kaulitz y All the Vampires

Couples: Damon y Bonnie/ Elena y Stefan
Fuente: http://www.fanfiction.net/s/5532459/1/Una_escena_intima_que_resulto_ser_observada

Stefan?- pregunto Elena al traspasar la imponente entrada de la mansión que ella conocía tan bien.

-Estoy arriba mi ángel-

Elena sonrío ante su respuesta… aunque también tuvo algo que ver con escuchar la aterciopelada voz de su amado. Subió rápidamente las escaleras de dos en dos, hasta llegar al piso superior, paso mirando de reojo la puerta cerrada de la habitación de Damon y llego hasta la de Stefan. El se hallaba sentado en un sillón con un libro muy gastado en sus manos.

-siempre clásico…-pensó Elena.

En cuanto Stefan la vio soltó el libro, dejándolo a un lado, le dedico una sonrisa y extendió sus brazos hacia ella en una invitación, ella fue hacia ellos olvidando por un momento lo ocurrido en su paseo por el bosque. Se sentó en sus piernas y rodeo el cuello de Stefan con sus brazos, antes de inclinarse demandando un beso, el habia sonreído divertido, pero al final el también termino inclinándose para depositar un ligero beso en sus labios. Ambos suspiraron al conseguir los labios del otro. Stefan encontraba exquisitos los labios de su ángel, eran adictivos, por eso tenia que controlarse. Mientras que para Elena, los labios de Stefan eran únicos, diferentes a cualquier otro par de labios en el mundo, sabia que quería besar esos labios por el resto de su vida, esa vibración que sentía en cuanto los labios de Stefan apenas la rozaban, era algo que nunca habia sentido, y que estaba segura que no sentiría con nadie mas.

Stefan carraspeo, y se retiro hacia atrás, no sin antes dejar un beso en la mejilla de Elena.

Ella manifestó su disgusto haciendo un mínimo puchero, Stefan le dio una mirada divertida y le guiño un ojo.

Ella odiaba eso, odiaba que Stefan diera por terminado un beso que apenas solo comenzaba para ella, pero al mismo tiempo lo amaba, amaba esa delicada forma que Stefan siempre encontraba para separar la dulce unión de sus labios.

Y luego flashes de Damon besando a su mejor amiga destellaron de repente en su mente aturdiéndola.

Tomo aire profundamente, iba a decírselo a Stefan, si habia alguien que podía ayudarla a calmar esos inquietantes nervios muy en el fondo de su mente, ese era Stefan.

Stefan…tengo algo que contarte, y es muy importante…-dijo Elena mordiéndose el labio inferior.

Stefan centro toda su atención en ella, y asintió animándola a continuar. Con su pulgar trazando círculos en el dorso de su mano la tranquilizaba y relajaba.

Entonces Elena dejo escapar un gran suspiro y lo miro directamente a los ojos.

Stefan, hace rato, mientras caminaba por el bosque, vi a Damon…y a…Bonnie, ellos… pues…ellos parecían estar juntos, y es seguro verdad? Quiero decir, para Bonnie? Ella estará bien con Damon? El no le hará daño? O la utilizara para sus propios fines egoístas? Verdad?

Stefan medito un instante perdiendo la mirada sobre sus manos entrelazadas con las de Elena.

-no lo creo, el no le hará daño.

-pero Stefan! No te sorprende? Es Damon…con Bonnie… cuanto tiempo crees que llevan juntos? Es que ya llegaron al punto de intercambiar sa…- Elena detuvo sus preguntas, un tinte carmesí pintaba sus mejillas.

-sangre…- completo la palabra Stefan mirándola enternecido, ella se veía preciosa, con su hermoso cabello dorado cayendo sobre su espalda en cascada y sus ojos azules brillando con intensidad. Y era solo suya, ya no habia mas interferencias por parte de Damon.

No me sorprende…ya lo sabia.- dijo Stefan recordando el momento 2 meses atrás cuando se habia enterado.

Elena alzo su vista de golpe.

-Que?- fue lo único que pudo pronunciar, cuando la embargo el sentimiento de vergüenza, tal vez ya todos los sabían y ella era la ultima en enterarse, y definitivamente no estaba acostumbrada a eso.

-Por que no me lo habías dicho?, desde cuando lo sabes?- ella preguntaba indignada.

Stefan torció su boca.

-Por que aun no sabia si era algo que iba a durar, si era verdadero o correspondió, lo se desde hace dos meses que fue cuando Damon dejo su orgullo de lado y me contó lo que sentía por Bonnie.

Elena abrió los ojos como platos-

- dos meses? Dos meses?, tanto tiempo?- Elena recordaba los momentos en esos 2 meses, que habia pasado con Bonnie, saliendo, pasando noches juntas… ella nunca le habia contado nada y tampoco se habia comportado diferente.

Muy en el fondo, le dolia…se suponía que eran mejores amigas, por que Bonnie no se lo habia contado?...tal vez quería privacidad, o tal vez quería esperar a ver como resultaba todo tal y como lo habia dicho Stefan minutos atrás.

-Elena, mi vida? Estas bien?- pregunto Stefan, acariciando el suave cabello de Elena.

Ella reacciono.

-estoy bien, solo pensando unas cosas….-

-bien, no quiero que te preocupes por Bonnie, ella estará bien yo mismo me asegure de eso.- dijo Stefan

Elena le sonrío, calida como siempre.

-Gracias, significa mucho para mí.- dijo Elena inclinándose hacia los labios de Stefan. El acorto la distancia que quedaba y la beso.

Justo cuando Elena estaba por colocar sus brazos alrededor del cuello de Stefan, este se separo de ella, y dejo un beso en su frente.

-no hay de que….recuerda que ella también es mi amiga.-

-bien…eso no lo pongo en duda… pero Stefan esta vez no vas a lograr salirte con la tuya. Además me debes una, me ocultaste por dos meses lo de Bonnie y Damon. Eso es incluso más imperdonable a que Bonnie no me lo haya contado. Y quiero cobrar… en besos!- dijo Elena seriamente y con sus brazos cruzados.

Stefan la miro aprensivo…- esta bien…besos, te los daré…como quieras, de la forma que quieras y cuantos quieras dijo con una mortal sonrisita de lado.

Elena suspiro…era tan guapo que dolia, miro sus hermosos ojos verdes buscando algún signo de broma…nada.

-Bien…-Elena sonrío radiante.

Stefan volvió a besarla, esta vez ya no era un beso ligero, era apasionado y profundo, las caricias no se hicieron esperar, y Stefan acariciaba con las yemas de sus dedos la espalda de Elena de forma suave y continua.

Elena se quedo sin aire, y solo separo sus labios de los de Stefan unos milímetros para recargar el nivel de oxigeno en sus pulmones.

Stefan se habia echado hacia atrás, viéndose emocionado.

-beso- susurro Elena en la mente de Stefan.

No era una demanda, era más bien una advertencia.

Stefan se inclino de nuevo, esta vez solo rozando los labios de Elena, y se volvió a alejar.

-mas?- el pregunto

-mas- afirmo Elena.

Stefan sonrío abiertamente y la atrajo mas hacia el, la alzo en brazos y en segundo estaban sobre la cama.

Elena dio unos golpecitos en la curvatura de su cuello.

Estas segura?- Stefan pregunto.

-Elena rodó los ojos y volvió a dar golpecitos en su cuello.

Stefan bajo su mentón, y dejo al descubierto sus colmillos, y mordió, con dulzura.

El pinchazo en su cuello hizo sentir a Elena viva, y ajena a todas las preocupaciones.

Ese momento era único, se fundían en uno solo.

De repente, del piso de abajo se escucho un golpe sordo. Stefan dejo el cuello de Elena por un momento, poniendo todos sus sentidos en escuchar y sentir al recién llegado.

Elena abrió los ojos, molesta por la interrupción.

Segundos después otro golpe sordo se escucho mucho mas cerca de ellos, era inconfundible el sonido…una puerta que se cerraba.

Elena miro interrogante a Stefan.

-es…es so... es solo Damon- titubeo es respuesta Stefan.

Elena alzo una ceja, adivinando el por que del titubeo del menor de los Salvatore.

-no esta solo verdad?- pregunto, aunque ya sabia la respuesta.

-no…esta con Bonnie, están en su habitación.- respondió Stefan.

-Aunque no lo creas eso ya lo habia deducido yo solita- dijo Elena sonriendo divertida.

Atrajo a Stefan de nuevo sobre su cuello y espero.

-No te gustaría escuchar lo que yo estoy escuchando- dijo Stefan, Elena estaba casi segura de que el sonreía de forma sarcástica.

Justo después de eso, Stefan volvió a morder el cuello de Elena, mientras esta reía por lo bajo.

De nuevo la sensación de estar volando, de vibrar por una poderosa luz blanca que los rodeaba.

Stefan habia abierto su camisa y alcanzado la daga que siempre descansaba sobre la mesa de noche. Hizo una herida profunda en la base de su cuello, mientras Elena miraba excitada y con ojos brillantes.

Luego con un abrazo la atrajo hacia el y ella deposito sus calidos labios sobre la herida, se enrosco a el como una serpiente y bebía feliz y complacida del elixir de su amado.

Pequeños gemidos salían de la garganta de Elena a cada trago que daba de esa dulce sustancia.

Stefan trataba de mantenerse cuerdo, al mismo tiempo que su garganta emitía sonidos guturales, igualando los de Elena, ambos estaban extasiados, tanto…que ninguno se habia percatado de que la puerta entreabierta de la habitación se habia abierto aun mas desde hacia solo minutos.

Un carraspeo desde la puerta hizo que su mágica burbuja explotara.

Elena y Stefan se alejaron el uno del otro, aun algo atontados por el flujo de emociones que sentían hacia segundos.

Damon estaba recostado del marco de la puerta, con los brazos cruzados y una sonrisita en el rostro…la cual no inspiraba ninguna confianza a Elena y Stefan.

Elena al verse descubierta en un momento así, se sonrojo rápidamente, y Stefan miraba molesto a su hermano por la inoportuna interrupción.

-Hola hermano- dijo Damon con su voz grave.

-Damon, desde cuando haces que espías a las personas?- pregunto Stefan .

-OH…yo? Espiar? Como crees?- respondió Damon poniendo una fingida cara de sorpresa y dolor por ser acusado de tal forma por su hermano.

-a no? Cuanto haces que estas allí?- pregunto Stefan

- unos minutos…los suficientes…- Damon le respondió, guiñándole un ojo a Elena la cual si era posible se sonrojo aun mas.

-En realidad hermano…- prosiguió Damon dejando con la boca abierta a Stefan el cual estaba apunto de replicar. – vine fue para preguntarles…cortésmente…si podían bajar el volumen. Verán…es incomodo, y yo…estoy ocupado en mis propios asuntos.

Bien…Elena sentía su cara arder, literalmente. No solo por todo ese asunto si no también por tener una idea de lo que sucedía en el otro cuarto a solo unos metros.

-una incomodidad para ti?- pregunto lívido Stefan.

-por supuesto que para mi Hermano…recuerda que también tengo una súper desarrollada audición!. Al igual que tu…solo que yo soy más cuidadoso- dijo Damon guiñando de nuevo el ojo hacia Elena.

-Bien…yo no te molesto, tú no me molestas.- dijo Stefan en un amenazante tono.

-Hecho.- Dio por finalizada la conversación Damon, dándose la vuelta para irse.

Pero se devolvió y agrego – ah…se me olvidaba, Stefan si quieres hablar sobre lo malo que es espiar a las personas…habla de eso con ella…-dijo Damon cabeceando en dirección a Elena.

-Elena…mi corazón…es de mala educación espiar a las personas.- Otro guiño de ojo…y Damon se habia ido cerrando la puerta tras el.

Elena pensó unos instantes.

-bien…yo te espíe…tu me espiaste, los dos nos espiamos mutuamente…estamos a mano Damon.-

Justo después de eso, volvió a abrazar a Stefan dispuesta a olvidar los últimos e incómodos minutos.

-ah…espera.-dijo Stefan parándose y yendo hacia la puerta. Paso el cerrojo. Y luego regreso a la cama.

-solo por si acaso…- dijo antes de posar sus labios sobre los de Elena.


Bueno que les pareció? dejen sus comentarios. Si tienen algún pedido, o sugerencia no duden en escribirnos 

jueves, 5 de abril de 2012

Una escena intima que resulto ser observada (Fanfic)

Autor: ela kaulitz y All the Vampires

Couples: Damon y Bonnie/ Elena y Stefan 
Fuente:  http://www.fanfiction.net/s/5532459/1/Una_escena_intima_que_resulto_ser_observada


No podía ser cierto, pero tenia que serlo no? Sus ojos…sus propios ojos lo veían, veían aquella escena tierna, increíble pero a la vez poco creíble que se desarrollaba delante de ella en aquel pequeño claro de bosque, Se sentía mareada, y observando aquella escena tan intima se sentía como una pervertida y una espía …muy irrespetuosa. Pero simplemente no podía apartar sus ojos de ellos, de aquella extraña pareja conformada por una de sus mejores amigas en todo el mundo, Bonnie, y el vampiro mas egocéntrico, astuto y vil que habia conocido, Damon Salvatore, aquel que hasta hacia pocos meses la habia perseguido buscando una respuesta amorosa por parte de ella, cuando todo habia cambiado tan drásticamente? Acaso era una trampa del vampiro para atraerla y manipularla?...

No, no era así, el aura de Damon era brillantemente rosada, con rojo en los bordes al igual que la de Bonnie, una pequeña lágrima escapo de su ojo izquierdo, Elena la limpio al tiempo que sonreía débilmente, sintiéndose muy feliz y aliviada por dentro, Al parecer, por fin Damon habia hallado, al amor de su vida? Si no era así, al menos habia encontrado a alguien a quien amar de verdad…no una obsesión como habia sido con ella…no, este era un amor verdadero, vibrante y puro así como el de ella y Stefan.

Elena no se perdía lo que sucedía a pocos metros de ella, aunque quería dejarlos y guardarles su intimidad, y aunque ella nunca habia sido entrometida y mucho menos chismosa o intrigante, aquella tierna escena se le calaba hasta los huesos, así era como se veían ella y Stefan al besarse y abrazarse?

Damon y Bonnie estaban sentados en el centro del claro, todo a su alrededor era verde brillante y el sol iluminaba sus cabezas el contraste del verde con toda la vestimenta negra de Damon era increíble y que decir sobre el contraste del cabello rojo de Bonnie con el verde de la hierba?

Damon rodeaba con sus brazos a Bonnie logrando que pareciera más frágil de lo que siempre se veía, Ellos se besaban, Bonnie movía sus labios tímidamente.

Oh…- escapo de los labios de Elena, la cual empezó a rogar porque los agudos sentidos auditivos de Damon no lo oyeran, pero este parecía estar muy absorto en los labios de la pelirroja.

Elena se dio cuenta de que ese…era sin duda el primer beso de Bonnie en su vida.

Damon la besaba muy suavemente, tan delicadamente que parecía el revoloteo de una mariposa, aun así, Bonnie se veía como si le faltara el aire. Damon se alajeba un poco para permitirle respirar, y se quedaba mirando fijamente sus ojos, perdiéndose en ellos, luego volvía de nuevo a besarla, Bonnie estaba rodeando con sus brazos el cuello de Damon y este la estrechaba mas contra el. Por unos segundos Damon acaricio el cabello pelirrojo. Luego sin previo aviso Bonnie rompió el beso y lo vio en silencio.

Elena desde su lugar sentía que se iba a desmayar, aquella pasión la estaba volviendo loca y empezó a necesitar de los besos y abrazos de Stefan.

La pequeña y blanca mano de Bonnie dejo el suave, liso y negro cabello del vampiro, en el cual habia estado enredando sus dedos, Bonnie llevo su mano hacia su cuello y eso capto si era posible…toda la atención de Damon, La pelirroja busco los primeros botones de su camisa y los desabrocho, Revelando un pequeño brassier negro de encaje, Damon trago en seco.

-vamos Elena muévete! Esto ya no es de tu incumbencia …bueno en realidad nunca lo ha sido!- se dijo así misma Elena…ahora era el momento de moverse pero ella no podía, estaba paralizada.

Intento cerrar los ojos pero eso tampoco funciono, era como cuando en una película de terror intentas cerrar los ojos en la parte de miedo…o simplemente apartarlos de la pantalla y no puedes.

Mientras tanto Bonnie sentada en el claro y rodeada por los firmes brazos de Damon, ladeo su cabeza hacia un lado, revelando su cuello pálido… Los ojos de Damon brillaron por un segundo, por un sentimiento que debería de estar censurado.

Lentamente Damon se fue inclinando hacia el cuello al descubierto, Bonnie cerro sus ojos cuando Damon poso sus labios en su cuello, y deposito un pequeño beso, aun a la distancia en que estaba, Elena pudo ver a su amiga temblar por un escalofrío, y no provocado por el frio.

Damon abrió su boca, revelando largos colmillos, y casi gentilmente rozo con ellos la carne, luego mordió…

Para su sorpresa Elena noto que la mordida era igual de suave que sus besos, y observo como los labios de Bonnie se curvaban en una pequeña sonrisa de descaro, placer, felicidad? Elena no lo supo, pero tal vez era todo junto.

Un minuto después Damon Dejo el cuello de Bonnie, enderezándola, Por fin la pelirroja abrió sus ojos viéndose somnolienta pero feliz, Damon Abrió su camisa sin dejar de mirar a Bonnie, esta se sonrojo sabiendo lo que pasaría. Y Elena también.

Con una uña Damon hizo una pequeña herida en la base de su cuello, pero era lo suficientemente grande para que la sangre fluyera en cantidad.

Damon poso su mano detrás de la nuca de Bonnie y la atrajo hacia asi, con lentitud, talvez para darle tiempo a negarse si queria, pero Bonnie no se nego, Coloco ambas manos sobre el pecho de Damon y fue directo hacia la sangrante herida…

Elena volteo, no tenia por que seguir observando, estaba claro que eso era muy intimo y agradeció recuperar la movilidad en sus cuerpo. Camino lo mas silenciosamente posible alejándose de allí, si Bonnie supiera que habia estado observando se moriría de vergüenza.

Ahora lo único en lo que pensaba Elena era en llegar a donde Stefan y yacer en sus brazos y en sus labios.

Talvez le contaría lo que vio…al menos una parte…La de los suaves besos de Damon…si tenia suerte su plan funcionaria y un celoso Stefan le demostraría que nadie besaba mejor que el…y ella lo disfrutaría…


Bueno espero lo hayan disfrutado. hagamos algo dinámico la ultima parte se las presento solo si tenemos 3 votos interesante  en el fic c: 

miércoles, 4 de abril de 2012

Heart of Darkness

Heart of Darkness- Corazon de Tinieblas: parece que a nuestro principe lo golpean un poquito...!






 "Heart of Darkness" - Pictured (L-R): Nina Dobrev as Elena and Ian Somerhalder as Damon in THE VAMPIRE DIARIES on The CW. Photo: Quantrell D. Colbert/The CW ©2012 The CW Network. All Rights Reserved. ©2012 THE CW NETWORK, LLC. ALL RIGHTS RESERVED.

Delena




lunes, 2 de abril de 2012

Fanfic

estrenando la nueva sección de Fanfic por fa necesitamos su ayuda si tiene algún fanfic que quieran compartir con tod@s no duden en escribirnos que enseguida lo publicaremos.
Este Fic no me pertenece..
Autor: Luna Pierce

Take Away The Pain

—Gracias, Caroline –dije cuando el auto de mi amiga frenó en la puerta de mi casa y abrí la puerta para bajarme.
—Elena ¿Estás bien?
—Tú sabes esa respuesta, Car. Gracias por traerme.
—¿En serio no quieres que me quede? No es lo mejor que estés sola ahora.
—Necesito estarlo. No quiero saber nada del mundo.
—Si necesitas algo solo llama, estaré aquí en un minuto.
—Gracias de nuevo, Car.
—No hay por qué. Te quiero, tonta.
—También yo.
Sin mayores despedidas, bajé del coche y me dirigí rápidamente hacia mi casa. Decir que había sido un día agotador era poco… Intenté evitar cualquier pensamiento mientras me dirigía arriba para ducharme, me sentía terriblemente sola y el silencio presionaba en mis oídos más fuerte de lo que lo harían mil gritos juntos. Subí las escaleras lentamente y dejé caer mis cosas en la puerta de mi habitación, cuando entré al bañó abrí la ducha para que el agua corriera y el baño se calentara un poco con el vapor; mientras tanto, no pude evitar dirigirme a la habitación de mis padres. La puerta cerrada hacía tantos meses aún resultaba intimidante pero esta vez no me importó la sensación de vacío que me generaba y la abrí con cuidado. Dentro de la habitación todo parecía ser parte de otro mundo, había una ligera capa de polvo cubriendo los muebles y el perfume de mi madre lo impregnaba todo. Jenna y yo deberíamos haber recogido las cosas de mis padres el verano que murieron pero era tan difícil que lo único que pudimos hacer fue un pacto silencioso para dejar la puerta cerrada y fingir que olvidábamos, pero nunca pudimos hacerlo. Ahora Jenna tampoco estaba, ni Jeremy. Estaba completamente sola.
Me acerqué lentamente a la cama matrimonial que tantas noches me había protegido de las pesadillas cuando era niña y me senté en el lado donde mi madre dormía siempre, en su mesa de noche aún descansaba una fotografía en la que Jeremy y yo sonreíamos bajo la nieve, él no debería haber tenido más de seis años y yo nueve o diez. Era una fotografía preciosa que por alguna extraña razón había sido siempre la favorita de mi madre. Con los ojos llenos de lágrimas la tomé entre mis manos y la acerqué a mi pecho, no había nadie más conmigo. Porque eso es lo que hacía: alejar a las personas que me querían, tal vez me merecía estar sola.
Mis padres habían muerto por irme a buscar de una fiesta, Jenna y John habían muerto por mi culpa, Jeremy se alejó por mí, alejé a Bonnie, a Ric, a Damon… era como si todo lo que pudiera hacer en la vida fuese empujar a las personas que me querian, lastimarlos, alejarlos de mí. Quizás por eso merecía estar sola.
Antes de derrumbarme en llanto, besé la fotografía y la dejé de vuelta en su lugar para salir rápidamente cerrando la puerta a mi espalda. Siempre hacía eso: cuando el dolor comenzaba a pesar demasiado huía de él, pero no siempre podía.
Traté de poner la mente en blanco mientras me desvestía en el baño y luego me metí debajo del chorro de agua tibia dejando que esta se llevara aunque sea por un momento las preocupaciones y el dolor. Mientras me duchaba, le di rienda suelta a las lágrimas que desbordaban mis ojos; después de todo, nadie las vería allí y cuando terminé me envolví con una enorme toalla blanca mientras me secaba el cabello con otra. No me puse otra cosa que mi ropa interior y luego enredé de nuevo la toalla a mi alrededor. Cuando entré en mi habitación vacía no pude evitar pensar en todas las veces que Damon se había aparecido asustándome en alguna de sus visitas nocturnas y en lo mucho que llevaba sin hacerlo. Casi deseaba que al voltear estuviera ahí porque había algo en su presencia que me daba paz, una paz que no conocía sin él y que desde el baile en la mansión Mikaelson me faltaba todos los días. ¿Cómo había podido permitir que él se alejara de mí? ¿Cómo lo había lastimado de aquella forma otra vez? Había varias preguntas sin respuesta, pero la que más me asustaba era una sola: ¿esa pelea duraría para siempre?
Cuando vi mi cama deshecha y con todas las almohadas esperándome ni siquiera se me cruzó por la cabeza cambiarme y simplemente dejé caer la toalla al piso para meterme entre las mantas de mi cómoda y solitaria cama. Me acurruqué entre las sábanas abrazándome a mi misma y como si fuera un acto mecánico me forcé a conjurar una imagen de Stefan cuando cerré los ojos pero en ese momento me sorprendí a mi misma de que no eran sus brazos los que quería sentir a mi alrededor, no quería que fuera él quien me salvara de la oscura y solitaria noche; anhelaba otras caricias, otros labios. Quería que fuera Damon. Las palabras de Stefan se repitieron en mi mente como una bofetada: “hablo del hecho de que también estás enamorada de Damon.” ¿Es que acaso podría estarlo?
Stefan había sido todo para mí, había sido el único hombre del que realmente me enamoré y todo fue mágico. Un día lo conocí, al siguiente lo necesitaba y sin poder llegar ni a pestañar ya estaba enamorada y no podía concebir la vida sin él, pero de hecho lo hice. Durante meses Stefan despareció de mi vida y sobreviví pero pasar estos últimos días distanciada de Damon porque el orgullo de ambos era demasiado fuerte me estaba matando lentamente, muchísimo más de lo que lo había hecho la falta de Stefan durante todo el verano.
Pero no podía ser amor. Lo que Damon y yo teníamos no podía llegar a ser amor, de ninguna manera.
Suspiré intentando quitar así todos los pensamientos de mi mente y enterré mi cabeza en la almohada esperando que el sueño viniera y me arrastrara hacia un mundo sin problemas donde podía dormir en paz. Pero el sueño no vino con la rapidez con la que esperaba y cuando volteé en la cama para intentar encontrar una posición más cómoda lo encontré. Primero pensé que en realidad estaba dormida y que él no era nada más que un producto de mi imaginación pero cuando sentí el cosquilleo tan real de las yemas de sus dedos acariciando mi mejilla supe que en serio estaba ahí y aparté rápidamente su mano de mi rostro.
—Damon… –murmuré con la respiración acelerada por el susto– ¿Qué haces aquí?
—Quizás puedes mentirte a ti misma cuando Stefan te pregunta que sientes en realidad, Elena. Pero no puedes hacerlo conmigo.
Por un momento me quedé en blanco sin tener idea a que se refería hasta que al final comprendí que hablaba de mi conversación con Stefan antes de irme, seguramente él la había escuchado. Quise levantarme para escapar de las explicaciones de nuevo pero el momento que pasé sin reaccionar le dio a él la ventaja que necesitaba y antes de poder levantarme sentí sus manos apresando mi cintura y de repente encontré su rostro a escasos milímetros del mío mirándome con esos ojos que eran capaces de derrumbarme.
—Da…Damon no… –supliqué con la voz entrecortada sin poder evitar que mi corazón se acelerara al sentirlo tan cerca.
—Te amo. Y no importa que me digas que tú amas a mi hermano y que siempre será él mil veces; sé que no es cierto, Elena. Puedo sentirlo, puedo sentir como cada vez que me acerco a ti tu corazón se acelera y sé que esto está mal pero no puedo quitarte de mi cabeza. Créeme que lo he intentado –sonrió irónicamente mientras yo continuaba muda, absorta en sus palabras– Pero nada funcionó, siempre es tu rostro el que veo cuando cierro los ojos no importa lo mucho que intente evitarlo.
Sentía que todo mi mundo había desaparecido, el dolor que me invadía hasta hacía algunos minutos parecía escurrirse fuera de mi sistema con la rapidez del viento. Todo dejaba de tener importancia cuando él estaba a mi alrededor.
Intenté abrir la boca para decirle algo pero las palabras se pisaron solas y no pude forzar ningún sonido entendible a través de mis labios, en cambio sabía que él aún tenía algo para decirme. Antes de continuar me acercó hacia su cuerpo como si pesara menos que una pluma y mis mejillas se tiñeron de rojo al recordar que estaba en ropa interior debajo de las sábanas pero cualquier sentimiento de vergüenza se esfumó cuando sentí la calidez de su cuerpo inundando mi piel a través de la ropa que el llevaba puesta.
—Me cansé de la culpa, me cansé de querer hacer las cosas bien, de no poder estar contigo como quiero solo porque mi hermano te tuvo primero. Quizás puedas engañarlo a él, Elena pero sabes que conmigo es diferente. No puedes mentir sobre lo que hay entre nosotros.
—Damon yo…
Pero antes de que pudiera conjugar una frase con algún tipo de sentido sentí sus labios sobre los míos anulando cualquier tipo de pensamiento y reduciéndome a nada más que un puñado de sensaciones. El contacto de sus labios sobre los míos se sentía como la más dulce de las descargas eléctricas y como si la mismísima fuerza de la gravedad me arrastrara hacia él no pude evitar enredarme en su cuerpo mientras me besaba cada vez con más intensidad explorando cada parte de mí y llevándose algo que supe que no recuperaría jamás. Mis manos viajaron por propia voluntad hacia sus hombros peleando por deshacerse de su chaqueta de cuero mientras él inclinaba la cabeza para profundizar el beso. Nunca había sentido algo tan intenso en mi vida, nunca había necesitado a alguien tan urgentemente como lo necesitaba a él en ese momento.
Fue Damon quien se apartó cuando notó que me estaba quedándo sin aire y me miró a los ojos.
—Ahora dime que no sientes nada, dime que esto no significó nada para ti y que tu corazón no late más rápido de lo que jamás lo ha hecho. Miénteme.
—No puedo –las palabras se deslizaron en mis labios débilmente y sin ningún tipo de autorización de la misma manera que mi cuerpo se apretó más contra él en un intento de retenerlo para siempre–. Bésame –supliqué sin poder evitarlo y pude ver la sonrisa de Damon dibujándose en su rostro.
Él presionó mi cuerpo contra el suyo desde mi cintura y dejó que sus labios chocaran con los míos. Me besó con urgencia mientras yo llevaba las manos a su cabello evitando que se apartara de mí. Nuestras lenguas danzaban desesperadas por el contacto que tanto tiempo habíamos pasado necesitando y en ese momento, cuando sentí el peso de su cuerpo sobre el mío, supe que no podría sobrevivir sin él. No pude evitar soltar un gemido ante lo bien que se sentía su beso y sus caricias en mi piel desnuda pero había algo dentro de mí que deseaba más, un hambre incontenible que me empujaba hacia su cuerpo con más intensidad que la gravedad que me mantenía atada a la superficie. Sentí que sus manos se perdieron acariciando mis piernas entre beso y beso mientras las mías viajaban desesperadas hacia los botones de su camisa que desabroché con la mayor rapidez posible. No era dueña de mis propias acciones, ni siquiera era consciente de ellas; simplemente dejaba que aquella fuerza desconocida poseyera mi cuerpo llevándome hacia lo único que deseaba en el mundo, a lo que más necesitaba en ese momento: él.
—Eres tan hermosa –susurró en mi oído provocando que un estremecimiento recorriera mi espalda de punta a punta haciéndome temblar en sus brazos.
Terminé de deshacerme de su camisa mientras sentía como sus caricias se esparcían desde mi espalda hasta los hombros y luego comenzaba a rozar mis pechos a través de la tela del sostén, otro gemido abandonó mis labios y me acerqué a él tanto como me fue posible sintiendo el contacto con cada uno de los músculos de su pecho desnudo mientras mis manos se perdían en su espalda.
Debería tener miedo, algo dentro de mí debería decirme que parara pero nada de eso sucedía, en cambio, las sensaciones me arrastraban cada vez más cerca de él haciendo imposible la posibilidad de alejarme de su lado.
Sus manos regresaron a mi espalda acariciándome con cuidado mientras una se dedicaba a jugar con el broche del sujetador. Nuestras respiraciones estaban cada vez más agitadas y a pesar del clima helado la temperatura de la habitación aumentaba más a cada momento. Desabroché torpemente la hebilla de su cinturón y, con su ayuda, me deshice de sus pantalones antes de poder llegar a pensarlo.
—Damon… –gemí su nombre enredándome a su alrededor como si pudiera fundirme con él y desaparecer para siempre. Sus labios, que en ese momento besaban mi hombro, se separaron de mi piel y me miró a los ojos con la mirada brillante y oscurecida por el deseo.
—¿Puedes sentirlo? Esa fuerza, esa necesidad. Puedo equivocarme, pero si eso no es amor entonces no sé que puede serlo.
—Sí –dije llevando mis manos a su nuca–. Sí lo siento… por favor, no me dejes.
—Nunca.
Era tan simple como respirar: no podía vivir sin Damon y me costaba creer lo mucho que me había llevado darme cuenta de eso.
—Ahora eres mía para siempre —dijo inclinándose para besar mis labios y yo sonreí.
—Para siempre —concluí con seguridad y lo abracé sintiéndome completa y absolutamente feliz y a salvo por primera vez en mi vida.


@iansomerhalder

un tweet muy gracioso de Ian con Paul xD

Salvatore Ring Power!!!

Ellos son un amor *o*
Loading...